Crónica de la XVIII Volta a la Cerdanya PROBIKE ’12

Home/Noticias/Crónica de la XVIII Volta a la Cerdanya PROBIKE ’12

Crónica de la XVIII Volta a la Cerdanya PROBIKE ’12

Os habíamos dicho que sería especial, intensa e inolvidable: así ha sido para nosotros la XVIII Volta a la Cerdanya, la clásica del club Probike celebrada los días 15 y 16 de septiembre.

Un total de 42 parejas y tríos salieron el sábado de Guardiola de Berguedà para emprender una ruta circular alrededor del Parc Natural del Cadí-Moixeró de más de 180 km. i casi 7000 m. de desnivel. Cuando un impresionante campo de estrellas -de esos que no se ven en Barcelona- manchaba el cielo, Pere empezó a dar las salidas: nadie sospechaba la etapa rompepiernas que tenía por delante. Puertos, senderos y pistas para sufrir y disfrutar al máximo, paisajes apoteósicos y una meteorología que acompañó (a pesar del frío de la madrugada).  

Ver un participante con la camiseta de la primera edición de la prueba te hace sospechar muchas cosas: cómo pasan los años, la fidelidad de los amigos de nuestro club y la inmortalidad de la pasión por la bici.

La primera etapa, de 105 km. resultó especialmente exigente: puerto tras puerto desde  el mismo inicio, un itinerario durísimo que extenuó del primer al último. El coll d’en Jou fue la traca final. Y la llegada al camping de La Solana cruzando el riachuelo añadió un punto de épica y belleza fantástico (aunque seguro que algunos nos odiasteis por esa bromita).

La segunda etapa desde Bellver de Cerdanya fue considerablemente más corta, de 72 km., pero no por eso más fácil: rampas inhumanas (como la del coll de Fanelles) y bajadas de mucha exigencia.

En cuanto a la lucha por la victoria final, fue emocionante desde el minuto uno: un enfrentamiento tête a tête entre la pareja Pau Zamora-David Rovira y la de David Mateu-Mauro Carné. El sorteo en el briefing del viernes quiso que saliesen los últimos Zamora y Rovira, pero los 12 minutos de diferencia los acabaron neutralizando pese a pinchar. Llegaron Zamora-Rovira y Mateu-Carné juntos a meta. En la segunda etapa ninguno de los dos equipos consiguió abrir suficiente hueco y se repitió una llegada en grupo. ¡Qué estado de forma, qué nivel! Se repetía el enfrentamiento vivido este año en la Transcatalunya,    

Pero la Volta a la Cerdanya va más allá de concluir primero o último, de hacer tiempo de pro o de salida de fin de semana: es ponerse a prueba, aceptar el reto, superar los obstáculos, vivir la BTT.

Desde la organización, tan solo podemos agradeceros vuestra buena disposición, disculparnos por nuestras carencias y comprometernos a hacerlo mejor la próxima vez. Tenemos una cita: ¡nos vemos el año que viene!

 

CLASIFICACIÓN FINAL DE LA VOLTA

Descárgatela

 

GALERÍA DE IMÁGENES

Échale un vistazo

By | 2015-03-17T10:50:37+00:00 Septiembre 19th, 2012|Noticias|0 Comments

About the Author: